Crónicas de un cosmonauta

Uno de los planetas más hermosos que he visto es Leo 005 en la última constelación, con una extensión de tierra muy pequeña  y un gigantesco océano, en el cual se puede ver el abismo de inmensa oscuridad del universo y muy claramente como si fuera una luna nuestra galaxia, y pensar de tantos viajes que recorrimos  en ese vasto universo de posibilidades, el momento más hermoso es cuando la galaxia se ve reflejada en tus ojos y lo más hermoso es el viento en tu rostro.

¿Qué tan lejos llegaremos justos? Sin importar que pasara ni que tanto lo intentara se que veras más allá de lo imaginable y por supuesto más allá de mi.


Aun en el borde del fin no puedo tocar lo impalpable, ver lo inimaginable ni hacerte sentir a un más lejos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Reto de lectura 2016